Copyright 2018 - Ecos de Pasto

Bienvenidos

 

Por: Erasmo Escobar Santander.

El pasado sábado 27 de enero, se cumplió en el Departamento de Nariño, el lanzamiento de la Primera Jornada Nacional de Vacunación, la actividad liderada por el Instituto Departamental de Salud, tuvo el acompañamiento de las diferentes ESEs, IPSs, y las Empresas Administradoras del Plan de Beneficios (EAPB), en los 64 municipios.

 

 

Los funcionarios que participaron de esta brigada, entregaron  información vital  a los padres de familia y adultos responsables beneficiarios de la misma, además, desarrollaron actividades lúdicas para concientizar sobre la importancia de completar el esquema de vacunación en los menores de 6 años.

 

 

Cabe resaltar que también se aplicaron vacunas contra el virus del Papiloma Humano, a las niñas entre 9 y 17 años, y contra la tosferina, para mujeres en estado de embarazo, que tengan más de 26 semanas.

 

 

Según información suministrada por el Instituto Departamental de Nariño, en el 2017, se logró una cobertura del 92% en la aplicación de vacunas para menores de un año. Catalogando a esta zona del país como de “Bajo Riesgo”.

 

 

Por último, las autoridades de salud, hicieron un llamado a los padres de familia que por cualquier circunstancia no participaron de esta jornada, para que se acerquen a los puestos de salud u hospitales más cercanos, y faciliten el suministro de los compuestos biológicos que garantizarán en sus hijos un desarrollo sin contratiempos.

 

Por: Erasmo Escobar Santander.

Registrar este tipo  de noticias es sin duda, extraordinario, pues muy pocas veces la labor silenciosa de los uniformados, sale a la luz pública, en un país enseñado a consumir información llena de violencia y amarillismo, lo positivo tiende a olvidarse.

 

 

Sin embargo, desde las regiones se puede contar historias como la que protagonizan los miembros de la Estación de Policía del Contadero, Nariño; quienes liderados por el  Subintendente Jhon Rivera y los Patrulleros Jeiber Ospina y Walter Correa, adelantaron una jornada de solidaridad con los tenderos y pequeños comerciantes del municipio sureño, localizado a 75 kilómetros de Pasto.

 

 

El objetivo, era el de recolectar una buena cantidad de productos básicos de la canasta familiar para favorecer a 3 familias cuyos integrantes son adultos mayores, en estado de vulnerabilidad. La respuesta de la comunidad, no se hizo esperar y en total 20 personas fueron beneficiadas de la campaña policial.

 

 

La ocasión sirvió además, para celebrarle el cumpleaños a uno de los abuelitos y compartir con Él, esta fecha especial llena de alegría y amor. La sonrisa, la gratitud de los adultos mayores, y la satisfacción del deber cumplido, son sin duda la mejor recompensa para cada uno de los integrantes de la fuerza pública, que participó de esta noble causa.

 

 

Por último, los uniformados ratificaron su voluntad y compromiso para seguir  trabajando por los sectores más necesitados de la comunidad, e invitaron al resto de la población a sumar esfuerzos para generar mejores condiciones de vida a las personas vulnerables. Ejemplo a seguir, felicitaciones a la Policía Nacional, por este tipo de emprendimientos.

*Imagen captura  ecenso.dane.gov.co

 

Por: Erasmo Escobar Santander.

El desarrollo de las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación, han permitido que en nuestro país se implemente un nuevo sistema para censar a los colombianos, desde el pasado 9 de enero, el DANE, ha puesto a disposición de los ciudadanos la plataforma para diligenciar el formulario de manera autónoma.

 

 

Los interesados en adelantar el proceso virtual, deberán ingresar a la página web ecenso.dane.gov.co; crear una cuenta de usuario y responder cada una de las preguntas ahí consignadas, una vez terminada la diligencia que dura en promedio unos 40 minutos, el sistema les generará un código que será enviado al correo electrónico de la persona censada, el mismo, se debe guardar para la verificación que los encuestadores del DANE, adelantarán en la segunda fase del Censo 2018, de forma presencial.

 

 

Según el  Director del DANE, Mauricio Perfetti del Corral, las versiones que por estos días han circulado en redes sociales, afirmando que la información que se consigne de manera virtual, en el portal de la entidad, podría ser utilizada en un posible fraude de cara a las elecciones de congreso y presidenciales de este año en Colombia; carecen de fundamento, y no corresponden en lo más mínimo a la verdad.

 

 

El alto directivo, destacó que la página web del Departamento Administrativo Nacional de Estadística, cuenta con altos estándares de seguridad, que permiten salvaguardar la reserva, integridad y confidencialidad de los datos que entreguen los ciudadanos a través del cuestionario electrónico. Por lo cual tampoco es posible manipular las cifras para favorecer a uno o varios candidatos, como  lo sugiere un texto que circula por redes sociales.

 

 

Consultados algunos expertos en informática, coinciden en afirmar que el posible “fraude” electoral, del que hablan las cadenas de WhatsApp,  nada tiene que ver  con el censo,  puesto que las elecciones se hacen de manera física y el voto queda registrado en los tarjetones y en las actas que diligencian los Jurados de cada mesa.

 

 

Varios interrogantes han surgido desde que el DANE, anunciara de manera oficial la apertura del Censo 2018, algunas de esas preguntas son:

 

 

¿Qué es el Censo?, ¿Para qué sirve?, y ¿Por qué se hace?, Al respecto encontramos en la página oficial de la Entidad las siguientes respuestas:

 

 

¿QUÉ ES?

Un censo de población y vivienda, como el que se realizará en 2018, es el conteo y la caracterización de todos los habitantes, viviendas y hogares en el territorio nacional. A través de un censo sabemos cuántos somos, cómo somos y dónde estamos. Toda esta información es utilizada para que diferentes organismos públicos y privados tomen decisiones políticas, sociales y económicas que beneficien a todos los habitantes del país.

 

 

¿POR QUÉ SE HACE?

El Censo de 2018 será un evento muy importante para el país, porque nos va a decir cuántos somos, cómo estamos organizados por edades y sexo, cuántos hijos tenemos y cómo vivimos en la actualidad. Toda esta es información importante para la formulación de políticas públicas de los diferentes sectores y atención a grupos específicos de la población. El último Censo que se realizó fue en 2005, por lo que con seguridad veremos que ha habido grandes cambios desde entonces y nos estamos enfrentando a un nuevo país.

 

 

¿PARA QUE SIRVE?

El Censo recolecta información sobre la población, cómo es y dónde y cómo vive. También mide características sociodemográficas: edad de la población, tasa de nacimientos, de mortalidad, migraciones internas, condiciones sociales, nivel educativo, y condiciones de las viviendas, entre otros. Así pues, el Censo no es solo una fotografía de la población en un momento determinado, sino que permite generar importantes estadísticas.

 

 

Para quienes prefieran contestar el cuestionario de forma presencial, pueden consultar en la página oficial las fechas en que los encuestadores estarán visitando sus poblaciones, insertando el nombre del Departamento y  luego el municipio  en la ventana “El Censo en su casa”, etapa que inicia en abril de 2018. Para resolver dudas, dificultades, o recibir sugerencias se han habilitado los siguientes medios de contacto:

 

 

Línea telefónica en Bogotá: (571) 5978300

Línea gratuita nacional: 01 8000 91 2002

Atención entre 6 de la mañana y 10 de la noche.

Vía chat.

Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

La Iglesia no es de los curas ni del obispo

 

 

Sí, amigas y amigos, así son las cosas, aunque ustedes no lo crean.  La Iglesia no es de los curas, ni del obispo, ni de los religiosos, ni del mismo Papa.  La Iglesia pertenece a todo el pueblo de Dios, a todos los bautizados; no sólo a un grupo privilegiado con el Sumo Pontífice en la cúspide. Lo afirma el papa Francisco: “La Iglesia no es ni será nunca de una élite de consagrados, sacerdotes u obispos”.

En la iglesia católica se denominan “laicos” a quienes no hacen parte de la jerarquía eclesiástica.  La palabra laico se deriva de un término griego que significa pueblo: el pueblo de Dios, la inmensa multitud de seguidores del Señor.  Todos iguales ante Jesucristo, el único pastor.  Aquí no vale el aforismo inventado por los mandamases de George Orwell en su clásico La Granja de la Animales: “Todos  son iguales, pero hay unos más iguales que otros”.

El Papa Francisco, en su alocución a los obispos de Chile la semana pasada, arremetió contra una enfermedad que viene aquejando a la Iglesia Católica desde tiempo atrás: el clericalismo.  El clericalismo, que consiste en pensar y actuar como si los sacerdotes y obispos hicieran parte de una casta privilegiada, por encima de la fraternidad que quiso Jesús para su iglesia.

Es falsa y perjudicial para la Iglesia la concepción de un clero que sería el elemento activo, y un pueblo fiel de laicos que sería el elemento pasivo. En la iglesia de Cristo todos están llamados a ser vitalmente actuantes.  “Digámoslo claro – advirtió el Pontífice- los laicos no son nuestros peones, ni nuestros empleados”.  Toda la Iglesia es misionera. 

Parodiando a Carlos Marx, se podría decir que el clericalismo es el opio del pueblo cristiano para adormecerlo en su misión evangelizadora.  Lo dice Francisco: “La falta de conciencia de que la misión es de toda la Iglesia y no del cura o del obispo limita el horizonte, y lo que es peor, coarta todas las iniciativas que el Espíritu puede estar impulsando en nuestro medio”.

Citándose a sí mismo, de una carta al presidente de la Pontificia Comisión para América Latina, Francisco dice: “El clericalismo, lejos de impulsar los distintos aportes y propuestas, poco a poco va apagando el fuego profético que la Iglesia toda está llamada a testimoniar en el corazón de sus pueblos. El clericalismo se olvida de que la visibilidad y la sacramentalidad de la Iglesia pertenece a todo el Pueblo de Dios y no sólo a unos pocos elegidos e iluminados”.

El clericalismo apabulla la creatividad de los laicos; “Los laicos -advierte el Papa con valentía-  no tienen que repetir como loros lo que decimos”.  Los laicos tienen voz propia, porque en ellos también obra el Espíritu.

El Papa exhorta a formar a los seminaristas, futuros sacerdotes, en un espíritu de humildad, de sencillez y de servicio; jamás en un espíritu de privilegio, de prepotencia, de sentirse más iglesia que los laicos.

                                              

 

   Gustavo Jiménez Cadena, S.J.        Pasto, enero 24 de 2018

f t g m

parrilla