Copyright 2018 - Ecos de Pasto

Bienvenidos

Por: Erasmo Escobar Santander.

Han pasado 365 días desde que el nuevo Código Nacional de Policía y Convivencia, entró en su etapa de aplicación en todo el territorio colombiano. Luego de un periodo de socialización y pedagogía, que comenzó con la ley 1801 del 29 de julio del 2016, y su posterior puesta en marcha, las cifras en materia de seguridad muestran una tendencia positiva.

 

Según el reporte oficial presentado por el Departamento de Policía Nariño, en esta región se han emitido  1.205 órdenes de comparendos, en su mayoría por conductas como consumir bebidas embriagantes en espacios públicos, portar armas, elementos corto punzantes, riñas callejeras, exceso de ruido en reuniones sociales o fiestas familiares, irrespeto a las autoridades, negarse o resistirse a un procedimiento policial que requiera la identificación de las personas implicadas.

 

Hacer necesidades fisiológicas en lugares públicos, y no prestar cuidado por parte de los propietarios o tenedores de animales  domésticos semovientes, cuando estos deambulan libremente por vías vehiculares, son los comportamientos más sancionados por la ley.

 

Entre las poblaciones con mayor número de infractores se encuentra Ipiales, con 202 órdenes de comparendo y otros en menor medida como Arboleda Berruecos, Buesaco, Córdoba, La Llanada y La Unión. Sin embargo, Las autoridades policiales destacaron que durante este periodo los índices de inseguridad y la comisión de delitos han disminuido de manera significativa en Nariño.

 

Como el objeto del Código es más de carácter preventivo que punitivo, los efectivos de la Fuerza Pública, continuarán con las labores de difusión, especialmente en instituciones educativas, y en las comunidades que así lo requieran. Del mismo modo invitan a la ciudadanía a denunciar cualquier hecho que afecte la convivencia y seguridad en su municipio, a través de la línea única de emergencia 123.

f t g m

parrilla