Copyright 2017 - Ecos de Pasto

Bienvenidos

Jaime Alvarez: Cien años

 

Todo el mundo en Colombia sabe que el 20 de julio se celebra el aniversario del grito de independencia.  Pero muy pocos saben que el 20 de julio de este año se cumplen cien años del nacimiento de un personaje que hizo historia en Pasto: el padre jesuita Jaime Álvarez Vásquez.

 

 

Como toda persona grande, el padre Álvarez fue admirado y querido por muchos y, al mismo tiempo, criticado y odiado por no pocos.  Más de la mitad de su larga vida de 84 años se la entregó a Pasto.  Admiró a Nariño: su cultura, sus gentes, sus paisajes.  Más aún, se sintió como hijo de esta bella y generosa tierra, aunque había nacido muy lejos de aquí, en un pueblo panelero de las montañas antioqueñas llamado Frontino.

 

Desde muy niño, cuando ayudaba a misa como acólito, se sintió llamado al sacerdocio.  Hizo sus estudios sacerdotales en el ambiente de rigor intelectual y ascético del seminario de Medellín.  Sacerdote a los 25 años.  Tres años después entró a la Compañía de Jesús.  En los meses turbulentos de El Bogotazo ya estaba radicado en Pasto.

 

“Hay mayor felicidad en dar que en recibir”: tal parece haber sido el lema orientador de Jaime.  Nunca preguntó qué podría recibir de Pasto sino qué le podría dar él a esta tierra.

 

Hombre de acción.  Las alborotadas ideas que bullían en su cerebro las convertía de inmediato en obras, siempre inspiradas por su fe cristiana y su sentir sacerdotal.  Ante los problemas y necesidades sociales no se preguntaba qué podían hacer otros sino qué podía hacer él; y de inmediato pasaba a la acción.  De ahí la larguísima lista de sus obras en favor de esta ciudad:

 

-          Dos emisoras de radio: Ecos de Pasto y Emisora Mariana, que conformaron el Centro Nariñense de Radiodifusión.

-          Hogar de Cristo para niños huérfanos.

-          Casa Mariana: centro de atención pastoral.

-           Librería Javier.

-          Museo Juan Lorenzo Lucero, de historia y cultura nariñense.

-          Costurero de la Casa Mariana.

-          Consultorio médico y odontológico.

-          Cafetería para pobres.

-          Funeraria popular.

-          Banco de San José: para recibir limosnas y repartirlas a los pobres.

-          Tipografía Javier.

-          Revista Cultura Nariñense: revista mensual de la que se publicaron 123 números.

-          Colección de libros “Biblioteca Popular Nariñense” y “Biblioteca Nariñense de Bolsillo”.

-          Escribió y publicó varios libros.  Entre ellos: ¿Qué es que en Pasto?, Biografía de San Ezequiel Moreno, El Fundador de Pasto, Gobernadores de Nariño, La Compañía de Jesús en Pasto y varios más.

 

La mayoría de estas obras, al perder relevancia debido a los cambios sociales, duraron unos años y desparecieron en vida de su fundador. 

 

Sus obras más emblemáticas - Hogar de Cristo, Librería Javier, Casa Mariana, Museo Juan Lorenzo y Emisora Ecos de Pasto-  permanecen hoy, notablemente ampliadas y fortalecidas, prolongando su presencia de servicio en ésta, su patria chica adoptiva.

 

Padre Jaime: nos unimos a la celebración de un feliz cumpleaños en la casa del Padre.

           Gustavo Jiménez Cadena, S.J.                         Pasto, julio 19 de 2017.

JOVEN TALENTO NARIÑENSE SE PRESENTÓ EN FRANCIA.

 

 

Por Erasmo Escobar Santander.

 

Daniel Camilo Quetamá Vallejo, estudiante de contrabajo de la Red de Escuelas de Formación Musical de Pasto, hizo parte de un sensacional concierto, presentado en París el pasado 23 de junio; el recital se realizó en la sala  Philarmonie, de la “ciudad luz”; La participación de Daniel, fue posible luego de un proceso de selección convocado por el Ministerio de Cultura y en que se presentaron otros 43 jóvenes talentos de diferentes regiones del país.

 

Gracias a los conocimientos y talento de Quetamá Vallejo,  fue elegido para formar parte de la Orquesta Binacional – “Temporadas Cruzadas”, Sinfónica Colombo Francesa. Al respecto, el joven músico nariñense expresó: “. “Compartir con todos los músicos y tocar frente al presidente francés, Emmanuel Macron, da mucha alegría y es un incentivo para dar continuidad  a este sueño”.

 

La fase inicial de esta selección tuvo lugar en Bogotá, donde los instrumentistas prepararon un  selecto repertorio con páginas musicales de Colombia y Francia; para luego desplazarse al país “galo”, donde realizaron una gran presentación para el deleite del exigente público europeo.

NUEVAS ENCUESTAS SISBEN IV PARA PASTO.

 

 

Por: Erasmo Escobar Santander.

 

Con una inversión de 1.230 millones de  pesos, de los cuales la capital aporta el 65%, se actualizará la base de datos de potenciales beneficiarios de los programas sociales del Estado. Para la realización de las encuestas la Alcaldía Municipal, firmó un convenio interinstitucional con el Fondo Financiero de Proyectos de Desarrollo FONADE.

 

Pedro Vicente Obando Ordoñez, alcalde de Pasto, manifestó que ve con buenos ojos la implementación de este sistema de identificación, como un medio para optimizar el uso de los recursos estatales. Sin embargo, expresó su preocupación con respecto a la metodología, que podría limitar el acceso a personas que realmente necesiten esta ayuda.

 

Por su parte Leonardo Olarte, representante de FONADE, señaló que “lo que pretende el Sisben es ordenar a la población en una fila, de la persona de menos ingresos al de mayor ingreso, a través de una ficha de caracterización socioeconómica”.

 

La actualización de la información se realizará en este año y participarán además del Municipio de Pasto, otras 9 localidades del Departamento de Nariño, cuyos alcaldes también suscribieron el acuerdo con el Fondo Financiero de Proyectos de Desarrollo.

 

 

ORACIONES MILAGROSAS.

 

 

 

Para empezar, debo decir que las oraciones milagrosas no existen.  Me refiero a aquellas fórmulas de oración de las que se asegura que son “milagrosas”, en el sentido de que por el hecho de pronunciarlas se conseguirá el favor solicitado. En otras palabras, oraciones que por su propia virtud realizan el milagro u obligan a un santo o a un poder sobrenatural a realizarlo.

Los verdaderos milagros sólo pueden ser obra de la libertad y omnipotencia de Dios.  Ni siquiera se puede decir que sean obra de los santos. Los santos pueden ser simples intercesores ante Dios, no autores de milagros.

Al pensar en escribir mi artículo sobre este tema, busqué por curiosidad en Internet.  Me quedé pasmado al ver allí cómo se anuncian, por centenares, oraciones milagrosas a cantidades de santos y ángeles; y para implorar por todas las necesidades imaginables del ser humano: por el amor y el dinero, el trabajo y la salud, la prosperidad, para quitar maldiciones, para conseguir imposibles.

 Pensé que si estas fórmulas, pretendidamente milagrosas, dieran resultados seguros, ya hubiéramos convertido este mundo  en un paraíso: una  vida sin angustias ni dolores, y con todas nuestras ambiciones satisfechas.

Caemos en los barrizales de la superstición cuando pretendemos manipular por medio de determinadas fórmulas, a un santo o a una potencia sobrenatural, para lograr  nuestros deseos. Dista mucho de esa práctica la oración cristiana: la petición humilde y confiada de quien expone sus necesidades al Padre del cielo y acepta de antemano su voluntad.

¿Qué tal los paquetes de oraciones a San Judas Tadeo que a  veces encontramos en una banca de la iglesia? Allí se nos advierte que para conseguir el favor deseado y evitar eventuales castigos debemos sacar 50 copias y repartirlas. Y se mencionan casos de favores, y también de castigos a quien interrumpió la cadena de oraciones o se burló de ella.

 El padre Hernando Muñoz, mi compañero encargado del templo de Cristo Rey en Pasto, solía recoger esas oraciones milagrosas y con unos buenos paquetes de ellas pronunciaba el domingo una homilía dramatizada:  “Convénzanse - decía- cómo  todas esas promesas y amenazas son mentira.  Miren cómo yo, en vez de multicopiarlas y difundirlas, me burlo de esos papeles, los arrugo, los pisoteo, los escupo y ahora los arrojo a la candela (todo esto lo hacía delante de los fieles), y verán cómo no me sucede ninguna de las desgracias anunciadas.  Efectivamente al padre Hernando nada le sucedió y hoy sigue ejerciendo su ministerio sacerdotal en Bucaramanga sano y salvo.

El catecismo de la Iglesia Católica advierte: “La superstición es la desviación del sentimiento religioso y de las prácticas que impone. Puede afectar también al culto que damos al verdadero Dios, por ejemplo, cuando se atribuye una importancia de algún modo mágica a ciertas prácticas por otra parte legítimas y necesarias. Atribuir su eficacia a la sola materialidad de las oraciones o de los signos sacramentales, presidiendo de las disposiciones interiores que exigen, es caer en la superstición” (2111).

Gustavo Jiménez Cadena, S.J.                                                  Pasto, julio 12 de 2017

 

f t g m

parrilla